Harry Potter y lo que parecía un gran montón de ceniza

Un comentario

hp01Si eres seguidor de la saga de Harry Potter, necesitas leer esta historia. Si no lo eres, aun así puedes echarte unas risas con él. Harry Potter y lo que parecía un gran montón de ceniza es una creación conjunta hombre-máquina. ¿Cómo? La página web Botnik ha metido todos los libros de la saga Harry Potter en un escritor predictivo (excluyendo cualquier otra referencia que pudiera tener anteriormente, quedando solo Harry Potter) y han dejado que la máquina escribiera el próximo Best Seller de la marca. El resultado es hilarante.

Puedes encontrar el original en inglés aquí.

Ilustraciones de Megan Nicole Dong.

Capítulo 13: El guapo.

En los jardines del castillo rugía un viento mágicamente amplificado. El cielo, allá afuera, era un enorme techo negro, que estaba impregnado en sangre. El único ruido que salía de la cabaña de Hagrid eran los desdeñosos chillidos de sus propios muebles. Magia: era algo que Harry Potter pensaba que era muy bueno.

Una lluvia de tiras de cuero azotaba al fantasma de Harry mientras este atravesaba los jardines hacia el castillo. Ron esperaba allí, realizando un frenético claqué. Vio a Harry e, inmediatamente, comenzó a comerse a la familia de Hermione.

476DFBC600000578-5191217-image-a-5_1513609898804

La camiseta de Ron de Ron era tan mala como el propio Ron.

DQ92gHZXUAI5jFb

—Si vosotros dos no podéis dar pisotones felizmente, voy a ponerme violenta —confesó la razonable Hermione.

—¿Y qué hay de la magia de Ron? —ofreció Ron. Para Harry, Ron era un ruidoso, lento y suave pajarillo. A Harry no le gustaba pensar en pájaros.

476D9B0B00000578-0-image-a-13_1513609119651

—Los mortífagos están en lo alto del castillo —baló Ron, temblando. Ron iba a ser arañas. Simplemente lo sería. No estaba orgulloso de ello, pero iba a ser dificil no tener arañas por todo su cuerpo después de lo que había dicho y hecho.

DRCcX7gWAAECamj

—¡Mirad! —dijo Hermione—, obviamente hay hordas de mortífagos en el castillo. Vamos a escuchar qué dicen.

Los tres completos amigos corrieron hasta aterrizar junto al lado exterior de la puerta del tejado del castillo. Prácticamente caminaron, pero las brujas no están escalando. Ron miró el llamador de la puerta y después a Hermione con notable dolor.

—Creo que está cerrado —advirtió él.

—Cerrado con llave —dijo Mr. Staircase (señor escalera), el fantasma vestido de forma lamentable. Miraron a la puerta, gritando lo muy cerrada que estaba y pidiendo cambiarla por una pequeña esfera. La contraseña era —MUJER TERNERA— gimió Hermione.Sin título

Harry, Ron y Hermione permanecieron silenciosos tras un círculo de mortífagos de mal aspecto.

—Creo que está bien si te gusto dijo uno de los mortífagos.

—Muchas gracias —respondió otro. El primer mortífago se acercó confiadamente a dar un beso en la mejilla del segundo.

—¡Oh, bien hecho! —dijo el segundo dando de nuevo un paso atrás. Todos los demás mortífagos aplaudieron educadamente. Después todos dedicaron unos minutos a repasar el plan para librarse de la magia de Harry.

Harry sintió a Voldemort a su espalda. Sufrió una reacción exagerada. Se arrancó los ojos de la cabeza y los tiró a través del bosque. Voldemor alzó las cejas a Harry, pero este no podía ver nada por el momento.

476D9B1000000578-0-image-a-8_1513609090377

—Voldemort, tú eres un hechicero muy malo y cruel —dijo Harry salvajemente. Hermione asintió enérgicamente. El mortífago alto vestía una camiseta que decía “Hermione ha olvidado como bailar”, así que ella le hundió la cara en barro.

476D9B3800000578-0-image-a-7_1513609083337

Ron lanzó una varita a Voldemort y todo el mundo aplaudió. Ron sonrió. Ron cogió su varita lentamente.

—Ron es el guapo —murmuró Harry mientras cogía la suya de mala gana. Pronunciaron un hechizo o dos, y chorros de luz verde impactaron en las cabezas de los mortífagos. Ron se acobardó.

476DFBDA00000578-5191217-image-a-3_1513609895239

—Ya no es tan guapo —pensó Harry hundiendo a Hermione en salsa picante. Los mortífagos estaban muertos y Harry estaba más hambriento que nunca.

476D9B2200000578-0-image-a-9_1513609093136

***

El gran recibidor estaba lleno de candelabros gimientes y una bibliotecaria que había decorado los fregaderos con libros sobre masonería. Montañas de ratones explotaron. Varias calabazas alargadas cayeron de McGonagall. El pelo de Dumbledore se deslizó hasta Hermione cuando Dumbledore llegó al colegio.

DQ9zBQeWkAYatN_

El cerdo de Hufflepuff se hinchaba como un enorme sapo. Dumbledore le sonrió y puso su mano en su cabeza: —Ahora eres Hagrid.

476DFBE600000578-5191217-image-a-4_1513609896728

—Somos las únicas personas que importan. Nunca va a poder eliminarnos —dijeron Harry, Ron y Hermione a coro.

El suelo de la escuela parecía un gran montón de magia. Los Dursley nunca habían estado en el castillo y no iban a hacerlo en Harry Potter y lo que parecía un gran montón de ceniza.

Harry miró alrededor y cayó por la escalera de caracol durante el resto del verano.

—Yo soy Harry Potter —Harry empezó a gritar—. Las artes oscuras pueden empezar a temer. ¡Oh, tío!

476DA459000005j78-0-image-a-4_1513609061638

Traducción Marta González Peláez.

Singular: 1 comentario en “Harry Potter y lo que parecía un gran montón de ceniza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s